Enter your keyword

Refrigeración industrial: la importancia del frío en la industria

Beautifully suited for all your web-based needs

Refrigeración industrial: la importancia del frío en la industria

El frío es uno de los elementos más utilizados por la industria y en muchos sectores específicos es un elemento imprescindible para sus procesos de producción y almacenamiento. El frío está presente en todo momento en algunas industrias, cuando el material o producto es obtenido, cultivado o extraído, cuando es trasladado a la planta, fábrica o almacén, durante el periodo de almacenamiento, en los procesos de producción y preservación y, desde luego, cuando se pone a la venta en óptimas condiciones para el consumidor final.

Gracias a esto la refrigeración industrial es un elemento de gran importancia para la industria en la actualidad, sobre todo para algunos sectores como el alimentario, el farmacéutico y el químico, pues los procesos de enfriamiento ayudan a conservar y preservar en buenas condiciones algunos productos durante mucho más tiempo del que perdurarían en condiciones ambientales normales. En algunos casos el congelamiento o enfriamiento puede ser incluso un proceso necesario para la producción o transformación de un producto.

Existen algunas industrias en las que el frío es tan importante que cerca del 70% del total del espacio de sus instalaciones es ocupado por equipos, cámaras y sistemas de enfriamiento que se utilizan para almacenar, conservar o procesar los productos. Algunas empresas incluso cuentan con edificios completos dedicados en su totalidad a la refrigeración.

Precisamente derivado de la importancia del frío para algunos sectores de la industria es que se han diseñado y desarrollado diferentes tipos de sistemas de enfriamiento, se han creado equipos e instalaciones especializadas para cierto tipo de productos y también hay sustancias refrigerantes muy variadas y específicas que se utilizan de acuerdo con las necesidades de cada usuario de los sistemas de enfriamiento.

Entre los refrigerantes más utilizados en los equipos de refrigeración industrial están el agua, el amoníaco (NH3 o R717), el glicol (C2H6O2 o 1,2-Etanodiol) y algunos hidrocarburos y halocarbonos. El amoníaco es la sustancia refrigerante más utilizada por la mayoría de sistemas de enfriamiento, pero hay muchas otras que se pueden emplear con el mismo propósito y de forma igual de efectiva.

Asimismo, existen equipos y sistemas que son diseñados y desarrollados para almacenar o refrigerar algunos tipos específicos de productos como refrigeradores cárnicos, congeladores para hielo, frigoríficos para verduras, cámaras frías para laboratorios, entre otros.

El diseño y funcionamiento correcto de este tipo de equipos, sistemas e instalaciones es fundamental, pues muchos productos y procesos que se llevan a cabo requieren estabilidad y consistencia en la temperatura, factor que puede ser indispensable para asegurar que la calidad del producto al momento en que este llegue al consumidor final sea la mejor. De igual forma, hay industrias que requieren de un nivel de temperatura muy preciso y exacto para mantener sus productos en el mejor estado.

Por fortuna, el gran avance de la ciencia y tecnología y sus aplicaciones en la industria son tan extraordinarios, que los sistemas de enfriamiento que se pueden encontrar en la actualidad son tan variados, específicos, precisos y avanzados que prácticamente es posible tener un equipo para cada función que se requiera. Por ejemplo, es posible tener un congelador para carne, un refrigerador para vegetales, un equipo de rotación de temperatura para productos químicos, entre otros.

No Comments

Post a Comment

Your email address will not be published.